Apple Watch no mide bien tu frecuencia cardíaca: qué hacer

El Apple Watch es un dispositivo que ha brillado desde sus inicios por sus funciones en lo que a salud se refiere. Una de las características más legendarias del dispositivo es medir la frecuencia cardíaca de cualquier usuario a través del sensor trasero. Aunque esta característica también puede acabar fallando y en este artículo te contamos las posibles soluciones que se le pueden dar a este problema.

Cómo debe verse la medida correcta

Saber si el Apple Watch está tomando una medición de frecuencia cardíaca o no requiere que sepas cómo funciona este sensor. De esta forma se pueden detectar fallos en el software o hardware mucho más fácilmente. En general, tienes que saber que la frecuencia cardíaca es el número de contracciones que hace el corazón en un minuto. Esta es una medida que va acompañada de la unidad ‘bpm’ (latidos por minuto). Se considera uno de los signos vitales más importantes del organismo junto con la presión arterial debido a la información que puede dar, tanto de la presencia de problemas cardíacos como de diferentes patologías como el sangrado activo. Es por ello que siempre se debe tener en cuenta el valor a tomar de las pulsaciones que se tengan en un momento dado, ya que un valor anómalo puede dar lugar a muchas dudas.

Más allá del aspecto médico, el Apple Watch realiza la medición gracias a un sistema de sensores que utilizan fotopletismografía tecnología. Para poder entenderlo fácilmente, todo el mundo sabe que la sangre es roja porque puede emitir la frecuencia de la luz en este espectro al absorber la luz verde. Es por eso que el sensor del reloj al encenderlo verás una luz verde ya que es la que terminará absorbiendo la sangre y el sensor podrá medir la diferencia de frecuencias de energía. Entre latidos la intensidad de la señal emitida es mucho menor, marcando aquí cada uno de los latidos. Por eso, gracias a los destellos por segundo de la luz LED trasera, se pueden calcular las pulsaciones por minuto de un organismo. Este sensor es capaz de medir latidos por minuto entre 30 y 220.

Pero la gran pregunta que puede tener aquí es ¿Cómo saber si la medida es correcta? Lo cierto es que hay que tener en cuenta que un corazón sano tiene una frecuencia cardíaca inferior a 120 lpm y un ritmo constante de contracción y expansión. Por eso, si aparecen valores extremadamente altos en el reloj, es hora de desconfiar. Por suerte nosotros mismos como usuarios podemos saber más o menos las pulsaciones que tenemos cuando ponemos el dedo índico y angular sobre la carótida y contando cada uno de los latidos durante 15 segundos y multiplicando por 4. Si tienes ritmo sinusal y el Apple Watch Te avisa que estás a 200 lpm, algo anda mal con el reloj ya que no mide correctamente las pulsaciones. Lo mismo puede ocurrir cuando hay mucha variabilidad en los valores que da el reloj.

el mas claro example es que en el primer momento te dice que estas a 60 bpm y en el segundo te da 140 bpm. Aquí hay algo que no cuadraría del todo. Y por último, el sistema también puede acabar detectando estos fallos y te avisaría a través de un mensaje en la propia pantalla del reloj cuando quieras realizar este tipo de medidas.

Descartar que sea un bug producido por el software

El software Apple Watch, watchOS, está en encargado de interpretar la información obtenida de los sensores. Esto lo convierte en uno de los puntos que hay que tener en cuenta a la hora de solucionar estos problemas. La presencia de un error puede ser una de las principales razones por las que la frecuencia cardíaca no se puede medir correctamente.

restablecer el reloj

Uno de los primeros pasos que debe tomar para resolver el problema si está en el software es realizar un reinicio. Con esta operación detendrás todos los procesos que se inicien en watchOS para reanudarlos de nuevo cuando la computadora está encendida. Si alguno de estos está interfiriendo en la interpretación de los datos que están tomando los sensores, esto terminará solucionándolo. Al final, aunque es algo bastante sencillo, sin duda puede ser una gran solución a cualquier problema dentro de cualquier dispositivo tecnológico.

El pasos a seguir para apagarlo , si no lo recuerdas, son simples. Solo debes mantener presionado el botón lateral hasta que aparezca en pantalla la opción de “Apagar dispositivo”. En ese momento debes deslizar el icono de apagado con el dedo (de izquierda a derecha). Luego espere varios segundos para que el reloj se apague por completo y luego presione cualquiera de los botones para proceder a encenderlo nuevamente. Recuerda que debes poner el código de seguridad del Apple Watch para poder acceder a él una vez que ya esté encendido.

Buscar una actualización reciente

Siempre que salga una nueva actualización de software, recomendamos realizar la instalación correspondiente. Esto cobra mayor importancia cuando se tiene un problema en alguna de las funciones de un dispositivo ya que la solución puede estar en la propia actualización. En cada una de las versiones que lanza Apple en la versión final, hay muchas correcciones de errores que se lanzan, así como parches de seguridad. Es por todo ello que si tu reloj no detecta bien tu pulso o te da alguna cifra totalmente loca deberás comprobar que está correctamente actualizado a la última versión. De lo contrario, recomendamos hacerlo para solucionar el problema.

Si no recuerdas cómo para comprobar que está actualizado , los pasos son simples. Desde el propio Apple Watch simplemente hay que entrar en ‘Ajustes’ y acceder al apartado ‘General’. Entre las opciones que aparecen, verás un apartado dedicado a las actualizaciones sobre el que debes hacer clic. Comenzará a cargar una pantalla donde aparecerá la nueva actualización si existe y si no, se informará que se encuentra en la última versión disponible. En el caso del iPhone es muy similar ya que debes ingresar a la aplicación ‘Reloj’ y acceder a la ruta General > Actualizaciones. Como antes, si hay una actualización, aparecerá y para instalarla simplemente tendrás que tener el Apple Watch en el cargador y con una batería que supere el 50%.

Desvincular y volver a vincular al iPhone

Cuando se habla de otros dispositivos siempre se utilizan opciones muy contundentes como resetear el dispositivo. Esto hace que se vea completamente nuevo y recién salido de la caja con un sistema operativo limpio. Esto en el Apple Watch no se puede hacer como tal pero se puede desvinculado y vuelto a vincular al iPhone . De este modo todos los archivos internos y la configuración se borran prácticamente partiendo de cero. Este desemparejamiento puede tardar varios minutos y tras este proceso simplemente tendrás que reconfigurar el Apple Watch como si fuera totalmente nuevo. Para llevar a cabo este proceso simplemente tienes que seguir los siguientes pasos:

  • Accede a la configuración del Apple Watch.
  • Desplácese hasta la sección ‘General’ y luego, al final, encontrará ‘Restablecer’.
  • En estas opciones, haz clic en ‘Eliminar contenido y configuración’.

Tras confirmar este procedimiento, el reloj comenzará a desvincularse del iPhone junto con toda la información que pueda tener en su interior. Tras este proceso, deberás seguir los pasos que se muestran en ambos dispositivos y comprobar si ya se está realizando la medición de frecuencia cardíaca correcta.

Qué hacer si es el hardware el que está fallando

Si has descartado por completo que el problema esté en el propio sistema operativo, definitivamente hay que desconfiar del hardware. Es bastante probable que el sensor que se encuentra en la parte trasera del reloj tenga algún tipo de defecto que hace que la luz no se emita a la frecuencia correcta o que no pueda detectar la emisión de luz por parte de la sangre. Esto es algo que a priori no se puede solucionar de forma fácil, aunque el sensor no tiene por qué ser el único responsable. Hay muchos componentes de hardware que intervienen en la medición de la frecuencia cardíaca, como el procesador que es el principal encargado de interpretar todos los datos que viene de los sensores.

Al final son fallos que pueden ser habituales ya que en cualquier dispositivo electrónico existe una pequeña probabilidad de que tenga un defecto de fabricación. Es importante señalar que esto es algo que se puede incluir en la garantía de dos años que tiene cualquier Apple. tiene Reloj vendido en España. A pesar de que Apple no repara estos sensores por la complejidad por lo que siempre se opta por hacer una sustitución por otro modelo de Apple Watch. No tendrás que pagar el precio de este reloj de sustitución si tienes la garantía activa y se debe a un defecto de fabricación y no a un problema causado por un mal uso o manipulación interna.

Es por eso que el diagnóstico siempre debe realizarse en la propia Apple, ya que si se intenta repararlo por alguien que no tenga los conocimientos necesarios, es posible que no se consiga nada positivo. Esto hace que sea mejor ponerse en contacto con el soporte de Apple por teléfono o chat para obtener las mejores soluciones personalizadas disponibles.

Related Posts