Cómo grabar un archivo de audio con nuestra propia voz con Audacity

Si somos aficionados a escuchar podcasts de forma habitual, es posible que, en alguna ocasión, nos planteemos la posibilidad de realizar nuestras propias grabaciones. Para ello podemos utilizar un programa gratuito y de código abierto como es Audacity. Este programa nos permitirá realizar grabaciones de voz de gran calidad que podremos editar posteriormente para obtener resultados profesionales.

Audacity es una aplicación que cuenta con grabadora de voz, por lo que se puede utilizar tanto para grabar podcasts, como tutoriales, o incluso para grabar nuestras canciones sin necesidad de ir a un estudio de grabación. No es un programa especialmente difícil de manejar, pero obviamente, cuantos más conocimientos tengamos, más fácil será obtener los mejores resultados.

Audacity, completo y gratuito editor de audio

Es un editor y grabador de audio que se puede considerar como una especie de estudio de grabacion en casa , ideal para aquellos usuarios que quieran dar sus primeros pasos en la grabación y edición de audio. Es de código abierto, gratuito y compatible con Windows macOS, Linux y otros sistemas operativos.

Su principal objetivo es que podamos realizar grabaciones de audio. Para ello cuenta con la posibilidad de grabar audio de diferentes fuentes, pudiendo utilizar un micrófono o incluso un mezclador. También nos permite grabar cualquier sonido que podamos reproducir a través de los altavoces del ordenador, así como convertir cintas o grabaciones digitales a CD. Además, es capaz de procesar todo tipo de archivos, incluidos los podcasts, ya que nos ofrece diferentes efectos de corte, normalización y desvanecimiento para que podamos obtener los mejores resultados posibles.

Podemos descargarlo directamente desde su sitio web .

Editar preferencias para una mejor calidad

Una vez ejecutamos el programa, nos encontramos con una interfaz que puede darnos la impresión de no ser demasiado atractiva visualmente, ya que no estamos, ni mucho menos, ante el programa más bonito del mundo. Por otro lado, se caracteriza por ser bastante limpio con los elementos principales bien ordenados, lo que reduce un poco su complejidad.

Antes de empezar a grabar con Audacity, debemos echar un vistazo a su apartado de “Preferencias”, desde donde podremos gestionar y administrar la calidad de la grabación según nuestras necesidades. Para ello pulsamos en la pestaña “Editar” que encontramos la segunda en la barra de tareas en la parte superior. Aparecerá un menú desplegable donde elegiremos la opción “Preferencias”, situada en la parte inferior.

Una vez estemos en el apartado de “Preferencias”, nos dirigiremos al apartado de “Calidad” que encontramos en el menú de la izquierda. Como su nombre indica, aquí vamos a modificar la calidad del audio que vamos a crear. Para ello podemos cambiar la “Frecuencia de muestreo predeterminada” y el “Formato de muestra predeterminado”. Por defecto, tiene 44100 Hz y 32 bits , lo que asegura una buena calidad, pero podemos modificarlo según nuestras necesidades.

También encontramos el apartado “Conversión en tiempo real” y “Conversión de alta calidad”, donde podemos configurar el “Convertidor de frecuencia de muestreo” y la “Corrección con ruido blanco (Dither)”, en ambos casos.

Pasos para grabar nuestra voz

Volvemos al menú principal, y antes de empezar a grabar debemos asegurarnos de que tenemos el micrófono conectado al PC. A continuación, vamos a cambiar tres variables que encontramos en su interfaz. En el primer menú desplegable elegiremos la opción “Windows DirectSound”, en el segundo “Stereo mix” y finalmente “2 canales de grabación”.

Empezamos a grabar y para ello pulsamos en el botón “Grabar”, representado por el clásico círculo rojo dentro de un cuadrado. Comprobaremos que Audacity está grabando correctamente el sonido porque veremos la representación de la onda sonora en la interfaz. Una vez terminada la grabación pulsamos en “Stop” (icono con forma de cuadrado gris) y ya podemos escuchar el resultado pulsando en el icono “Play”.

Elimina el ruido de fondo

Una vez que hemos grabado y escuchado, es posible que nos encontremos con uno de los problemas más comunes como es ruido blanco o ruido de fondo , que es bastante molesto y que podemos eliminar con Audacity. Para ello, debemos seleccionar la parte de la grabación donde observamos el ruido y haremos clic en la pestaña de “Efecto” en la parte superior. Posteriormente seleccionamos la opción “Reducción de ruido”.

Aquí vamos a paso 1 , pulsar sobre la opción “Obtener perfil de ruido”, para que la aplicación se encargue de almacenar un patrón de las frecuencias que debe reducir o eliminar.

Ahora debemos seleccionar el fragmento del que queremos eliminar el ruido y volver al apartado de “Reducción de ruido”. Esta vez vamos a paso 2 y experimentar con los controles deslizantes hasta encontrar el perfil adecuado. Generalmente, una Reducción de Ruido de 12 dB, junto con un ajuste de Sensibilidad Media de 6.00 y un Suavizado de Frecuencia de 3 nos puede dar un resultado adecuado. Si no, será cuestión de probar, con cuidado ya que si superamos los parámetros podemos perder calidad en el audio.

Elimina los silencios

También nos puede resultar interesante la posibilidad de eliminar los silencios de la pista cuando no hay voz. Para ello, seleccionamos la parte del audio que necesitamos limpiar. Posteriormente hacemos clic en la pestaña “Efecto” y seleccionamos “Truncar silencio”. Aquí, debemos modificar el umbral en función de los dB de nuestra grabación. Para comprobar los resultados tienes una vista previa.

Guardar y exportar los resultados

Una vez hayamos terminado la grabación podremos guardarla. Aquí tenemos que tener cuidado. Si queremos crear el archivo para que luego pueda ser abierto solo por Audacity, debemos acceder a la ruta “Archivo” y hacer clic en la opción “Guardar proyecto”. Esto puede ser útil si queremos pasar más tiempo editando antes de obtener el archivo final.

Si ya tenemos el archivo final, en este caso tendremos que hacer clic en “Archivo” y luego en “Exportar”. Ahora debemos seleccionar el formato de archivo deseado y que sea compatible con los programas que vamos a utilizar. Podremos exportar el archivo en Formatos MP3, WAV Y OGG y seleccionaremos la ubicación donde queremos que se guarde el archivo.

Finalmente, aparecerá una ventana desde donde podemos editar el archivo de metadatos . Aquí podemos rellenar los campos que más nos interesen como “Artista”, “Álbum”, “Número de pista”, “Año”, “Género”, etc. Una vez terminado pulsamos en “Aceptar” para guardar los cambios y tendremos disponible nuestro archivo de audio grabado con nuestra propia voz.

Related Posts