Cómo instalar y actualizar los controladores de gráficos Intel en Windows 10

Uno de los apartados más importantes de nuestro ordenador es la tarjeta gráfica. Este se encarga de mostrar cada píxel de una imagen o texto en nuestra pantalla, así como transiciones de vídeo. En el mercado, las gráficas más populares pertenecen a AMD y NVIDIA, pero, sobre todo, en los portátiles es muy habitual que encontremos gráficas integradas de Intel, que además necesitan del uso de drivers para su correcto funcionamiento.

Por eso tendremos que tenga los controladores para nuestros gráficos Intel instalados y manténgalos siempre actualizados , con el fin de obtener un mejor rendimiento de la misma. Para ello vamos a tener varias formas, ya que podemos realizar el trabajo mediante herramientas propias de Windows que podemos encontrar en Windows Update o mediante el administrador de aplicaciones. También es posible hacer esto con la propia herramienta de Intel para descargar los controladores tanto de forma automática como manual.

La importancia de instalar y mantener actualizados los drivers

Los drivers son pequeñas herramientas que nos permitirán que el hardware de nuestro equipo sea reconocido por el sistema operativo y pueda funcionar a la perfección. Por ello es importante su descarga y posterior instalación ya que sin ellas puede no ser detectado. Una vez instalados los drivers, debemos preocuparnos por mantenerlos actualizados.

Actualizar los drivers de nuestra tarjeta gráfica es fundamental, tanto por funcionalidad como por seguridad. Gracias a estas actualizaciones podremos tener disponibles los diferentes parches de seguridad que la compañía está lanzando para solucionar problemas tanto inherentes a vulnerabilidades como para parchear posibles problemas con la tarjeta gráfica.

Es por ello que debemos mantener siempre actualizados nuestros controladores gráficos, junto con el resto de controladores del ordenador. Asimismo, tener controladores muy antiguos o desactualizados puede ocasionar problemas de rendimiento y a la hora de visualizar contenidos en nuestra pantalla. Además, también podremos tener acceso a las nuevas funciones de software que el fabricante va lanzando progresivamente para su hardware, así como para dar soporte a los nuevos productos que se van lanzando al mercado.

Descargue e instale los controladores desde el sitio web de Intel

Para instalar los controladores gráficos podemos optar por descargar una aplicación de la web de Intel, a través de la cual tendremos opciones, ya sea de forma automática a través de un asistente o descargándolos manualmente.

Descargar e instalar controladores automáticamente

Si optamos por el modo automático que además es el más cómodo, debemos instalar un software llamado Asistente de soporte y controlador de Intel (DSA) , que podemos descargar gratis desde su sitio web. Una vez descargado el archivo procederemos a ejecutarlo para proceder a su instalación, la cual se realiza de forma rápida a través de su asistente.

En cuanto termine la instalación, la aplicación se encargará de analizar todo el hardware de nuestro equipo. Posteriormente nos abrirá una página web donde nos mostrará los drivers que tenemos disponibles. Es posible que además de los drivers gráficos nos pueda mostrar otras opciones de otro hardware del sistema que estén firmadas por Intel. En nuestro caso, también ha encontrado drivers para el Bluetooth y la tarjeta WiFi. Así, seleccionaremos la correspondiente a la gráfica, llamada “Gráficos Intel: controladores de Windows DHC 10” , que es el que nos interesa principalmente en esta ocasión. Finalmente, solo nos queda pulsar en “Descargar” para iniciar el proceso.

Una vez finalizada la descarga pulsamos en “Instalar” y todo el proceso se hará automáticamente a través de su asistente para que no tengamos que preocuparnos y seguir las instrucciones que aparecen en pantalla.

Descargue e instale los controladores manualmente

Si lo preferimos, también tenemos la posibilidad de descargar los controladores manualmente , para lo cual tendremos que acceder a la página de descarga de Intel haciendo clic en este enlace. Una vez dentro debemos seleccionar los drivers correspondientes a nuestra gráfica. Para ello podemos ver cómo se organizan según la generación de los procesadores, por lo que será fundamental tener conocimiento sobre qué modelo de procesador tenemos y a qué generación pertenece . Para ayudarnos, en la parte superior podemos filtrar los elementos y el sistema operativo para encontrar el modelo exacto que necesitamos.

Una vez que hemos localizado los drivers exactos para nuestro equipo, simplemente tenemos que pinchar en su enlace de descarga. Posteriormente, la instalación se realizará a través de su asistente de forma sencilla, por lo que solo tendremos que seguir los pasos que aparecen en pantalla. Es importante que tengamos instalada la última versión de Windows para que funcione correctamente. Así mismo, es necesario que hemos elegido los controladores exactos ya que en caso contrario nos mostrará un error durante la instalación. Una vez terminada la instalación debemos reiniciar el equipo para que los cambios surtan efecto y los nuevos drivers comiencen a funcionar logrando un mejor rendimiento del equipo.

Actualizar controladores para una tarjeta gráfica Intel

A la hora de mantener actualizados los drivers de nuestra gráfica Intel, podemos descargarlos desde la página de Intel de forma manual, ya que lo mismo que nos sirve para la instalación cuando no los tenemos también nos servirán para posteriores actualizaciones. También podemos utilizar la herramienta Intel Driver & Support Assistant (DSA) para obtener sus actualizaciones de forma automática, asegurando que nunca queden obsoletas.

Por otro lado, el sistema operativo Windows 10 nos ofrece dos herramientas como son “Windows Update” y “Device Manager”. Con ellos podremos mantener siempre actualizados nuestros controladores gráficos Intel de forma automática y sin necesidad de descargar ningún programa adicional.

Actualizar desde Windows Update

Una de las formas más fáciles que tenemos para mantener siempre actualizados nuestros controladores con Windows 10 es usar Windows Update. Y es que todos los drivers obtenidos de allí están totalmente optimizados y certificados por Laboratorios de calidad de hardware de Windows (WHQL) . Si bien es cierto que de aquí no siempre obtendremos las versiones más recientes, si podemos estar seguros de que son muy estables, es posible que hayan pasado previamente algunos controles de calidad por parte de Microsoft.

Para ello, debemos ejecutar el atajo de teclado de Windows + I que nos llevará al panel de Ajustes. Una vez dentro, debemos seleccionar el apartado “Actualización y seguridad”.

Aquí, en la sección “Actualización de Windows”, podemos tener acceso a las últimas novedades del sistema. Esto nos permite instalar las últimas actualizaciones disponibles para nuestras gráficas Intel. Esto es algo que podemos ver tanto en la pantalla principal como dentro de la categoría “Actualizaciones opcionales”. En caso de que veamos alguna opción disponible, pulsamos en “Instalar ahora” y esperemos que la instalación esté completa.

Uso del Administrador de dispositivos

Otra opción que tenemos disponible para tener los drivers gráficos Intel siempre actualizados es utilizar la herramienta Device Manager. Para acceder a él escribimos “administrador de dispositivos” en el cuadro de búsqueda del menú Inicio.

Una vez hemos accedido vamos a la pestaña de “Adaptadores de pantalla” que desplegamos para que nos aparezca nuestra gráfica Intel. Pulsamos sobre él con el botón derecho del ratón, lo que habilitará un pequeño menú donde seleccionaremos “Actualizar controlador”.

A continuación, aparecerá una nueva ventana donde elegiremos la opción de “Buscar controladores automáticamente”. De esta forma, el sistema operativo buscará en Internet los controladores más actuales y, si encuentra una nueva versión, procederá a su instalación.

Related Posts