Cómo mejorar tu swing de golf en 7 pasos

Todos los golfistas sueñan con el swing de golf perfecto. Sueñan con tener el poder de Tiger Woods en su mejor momento, el ritmo de Freddy Couples, el juego corto de Phil Mickelson y la pericia de Brad Faxon.

Pero incluso si combinara a todos esos jugadores en uno, aún no producirían el swing perfecto, realmente no existe. Pero bueno, podemos soñar, ¿verdad?

Y también podemos perseguir ese sueño. Después de todo, tanto en el golf como en la vida, se trata del viaje, no tanto del final. Entonces, en nuestra búsqueda de la perfección, queremos hacer un progreso constante, no sabotearlo o dar pasos hacia atrás. Estas son algunas de las cosas que debe hacer si desea apuntar a las estrellas y mejorar su swing.

¿Estás buscando equipo para usar cuando salgas al green? Aquí hemos encontrado los mejores zapatos de golf y los mejores guantes de golf. También tenemos algunos consejos importantes sobre cómo mejorar su técnica de colocación aquí.

1. Busca un entrenador o un instructor habitual

Según la Fundación Nacional de Golf, menos del 20 por ciento de los golfistas buscan instrucción profesional. En cambio, intentan aprender por sí mismos, ya sea a través de un video instructivo, un libro o, lo peor de todo, recibiendo consejos de amigos.

Un jugador de golf puede utilizar hasta 14 palos diferentes. Si bien el swing básico es el mismo para la mayoría de ellos, ciertamente existen diferencias, especialmente entre el driver, el juego con hierro, el juego corto y el putt. Se necesita tiempo para dominar cada una de estas diferentes habilidades, pero si estás adivinando, no importa cuánto practiques, es muy difícil mejorar tu técnica.

Un entrenador o instructor puede ayudarlo a guiarlo. No solo sabrán cómo enseñar la técnica, sino que también podrán observar tu progreso. alison cuajada , Master PGA y LPGA Professional, cree que los jugadores necesitan un entrenador que los guíe en la dirección correcta si realmente quieren mejorar. Eso se aplica tanto a los jugadores experimentados como a los principiantes. Sin embargo, sugiere dejar de lado la idea de ‘perfección’.

“Cuando se les ocurre esa palabra a los estudiantes, les digo que buscarán la perfección por el resto de sus vidas”, dice Curdt, quien es uno de los mejores entrenadores de golf del país y también tiene un doctorado en psicología. “No se puede lograr en el swing de golf. Incluso los robots que prueban los equipos no pueden hacer swing con el palo de golf exactamente igual ya la perfección cada vez”.

2. Un gran swing comienza con una gran base

Necesitas tener una configuración sólida incluso antes de comenzar a mover el palo. Un golfista profesional también puede ayudarte con eso, y es una constante en todos los grandes swings. Ben Hogan, uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, dijo que el buen golf comienza con el agarre. La postura, la puntería y la postura también son parte de la base que debe establecerse antes de que comience un swing. La postura se refiere al ángulo de la columna, la inclinación de los hombros, la forma en que cuelgan los brazos y la flexión de las rodillas.

“Con agarre, las manos son la única parte del cuerpo que toca el palo”, dice Curdt. “Tus pies son las únicas partes del cuerpo que tocan el suelo, y tu postura te permite colocarte en el ángulo correcto para hacer contacto con la pelota. Entonces, si tienes esas tres cosas desalineadas, buena suerte tratando de hacer tu swing ‘perfecto’, simplemente no sucederá”.

Sin embargo, enfatiza que un golfista profesional puede ayudarlo a elegir un agarre que se alinee con sus características físicas individuales. “El agarre debe ser sólido si vas a tener un gran swing, y un entrenador puede personalizarlo para ti”.

3. Los tiros deben ser predecibles

Uno de los aspectos más importantes de tener un gran swing es que sea repetible. Eso significa que puede predecir el resultado de sus tiros, la mayoría de las veces. Cualquier jugador con una falla de dos vías, por examplesabe lo frustrante que es cuando no pueden estar seguros de en qué dirección va la pelota de golf.

Entonces, ya sea que su swing produzca un desvanecimiento, un empate o un golpe relativamente directo, poder hacerlo una y otra vez es un rasgo envidiable. Nuevamente, un instructor puede ayudarlo a perfeccionar lo que es adecuado para usted.

4. Un buen equilibrio se traduce en mejores swings

No importa qué método de swing de golf elijas, y definitivamente existen diferentes métodos para hacer swing con éxito con el palo de golf, el equilibrio siempre es clave. Si bien la transferencia de peso durante el swing es importante, debe tener cuidado de no balancearse sobre su pie externo o girar hacia atrás (cuando un golfista cae hacia atrás alejándose del objetivo mientras completa su swing). Una vez más, ahí es donde una gran configuración ayudará, pero si piensas en mantener el equilibrio todo el tiempo, tus posibilidades de hacer un buen swing aumentan dramáticamente.

(Crédito de la imagen: Getty/Photo and Co)

5. La instrucción en línea puede ser valiosa, pero tenga cuidado

Hay una gran cantidad de instrucción de golf en línea en estos días. Puede encontrar un instructor que le diga que se balancee alrededor de su cuerpo, mientras que otro podría recomendar un movimiento más hacia arriba y hacia abajo. Cualquiera puede adivinar cuál es el adecuado para usted, pero más que eso, es posible que esté tratando de encontrar una solución que realmente no solucione su problema.

“Veo el aprendizaje de nuevas habilidades de Internet como el equivalente al autodiagnóstico de una enfermedad de WebMD”, dice Curdt. Sin embargo, admite que el contenido en línea tiene mucho valor cuando se usa correctamente. Los instructores a menudo trabajarán con un estudiante y luego prescribirán ejercicios de video en los que podrían querer que trabajen.

También hay programas de instrucción en línea pagados donde los usuarios pueden enviar videos de sus swings y luego recibir comentarios de un instructor. No es tan bueno como estar con un entrenador en persona, pero es mejor que hacerlo solo y, por lo general, es más asequible.

6. Prepara tus palos para tus mejores swings

Si bien no es necesariamente recomendable para un principiante obtener un ajuste personalizado para un conjunto de palos (puede ser costoso, para uno), una vez que comienza, el equipo adecuado es imprescindible.

Un ajuste lo ayudará a encontrar palos que tengan la longitud y la posición adecuadas, el último de los cuales es cómo se coloca el palo en la dirección. Quizás la característica más importante es la flexión del eje, que generalmente se correlaciona con la rapidez con la que un jugador puede hacer swing con un palo. Si el eje es demasiado flexible o rígido, el jugador tendrá que hacer ajustes en el swing para tener éxito. Conseguir que sus palos se ajusten correctamente, lo que puede hacer en una tienda minorista de golf o en un campo de golf, hace que desarrollar un swing sea mucho más fácil.

7. No olvides el lado mental

No es ningún secreto que su estado de ánimo puede afectar en gran medida su swing. La mayoría de las veces, especialmente para los jugadores aficionados, es un juego de recuperación. Realice un tiro fuera de línea, luego descubra cómo volver a su posición. Si está ansioso o frustrado, se manifestará en su swing.

“Tienes que ver cómo manejas la adversidad”, pide Curdt. “¿Eres capaz de manejar todas las diferencias y la variabilidad que nos brinda el campo de golf de un golpe a otro y de un día a otro?”

Nuevamente, aquí es donde un entrenador puede ser tan útil. Y aunque la perfección es de hecho una meta imposible, sigue siendo una búsqueda que vale la pena, que se hace más fácil y disfrutable con una gran actitud, un buen plan de juego y paciencia.

Related Posts