Solución a problemas de pantalla en el móvil para detectar dedos

Hoy en día, sin una pantalla táctil funcional, casi no podemos hacer nada, ya que los teléfonos inteligentes dependen casi al 100% de esta tecnología. Por eso puede ser tan problemático que la pantalla del móvil no detecta nuestros dedos y nos sumergimos en una espiral de problemas si el panel comienza a fallar en el peor de los momentos, cuando más necesitamos el terminal.

Para hacer que los dedos vuelvan a trabajar en la pantalla, te vamos a mostrar todos los culpables y situaciones en las que puede ocurrir esta situación, además de las soluciones a llevar a cabo para salvarte. Aunque pueda parecer sencillo, en ocasiones esto puede resultar complicado y hacer que tarde un poco en hacer que el móvil vuelva a ser. En algunos casos es fundamental acceder a las opciones del smartphone, momento en el que tendremos que armarnos de paciencia para utilizar la pantalla. Otra opción sería usar una entrada OTG en el teléfono inteligente y conectar un mouse, una solución útil para salir del camino.

Guía para que tus dedos trabajen en la pantalla

Dado que existen muchas situaciones que pueden provocar estas errores de tacto , se deben tener en cuenta todas las posibles soluciones. Por ello, te recomendamos que en el listado de opciones que te presentamos, busques el problema que más estás sufriendo. Pero si eso no te funciona, te invitamos a que sigas leyendo el resto de opciones y las pongas a prueba, logrando así antes o después que el panel táctil funcione como nos gustaría.

Los gestos laterales fallan mucho

Dado que los botones capacitivos desaparecieron de los teléfonos inteligentes en favor de todas las pantallas, nos hemos encontrado problemas con gestos. Esto no es algo nuevo, pero sin embargo, las situaciones más indeseables ocurren cuando tenemos que usar los gestos a ambos lados de la pantalla, generalmente para volver atrás. Un fallo que puede provocar verdaderos dolores de cabeza.

Tanto si tenemos un panel con curvas, como si es plano, nos vamos a encontrar con las mismas situaciones y no debemos elegir uno u otro por eso. Por suerte, en el panorama Android son conscientes de este fallo y ya son muchos los fabricantes que se han animado a ofrecer una opción que permita mejorarlo. Para ello, lo único que hacen es ofrecernos la posibilidad de elegir desde qué zona de la pantalla queremos que los gestos vuelvan a actuar.

En nuestro caso, como nunca o rara vez nos sirven, tendremos que aumentar la sensibilidad de los bordes. Para ello, solo debes ingresar a Configuración> Sistema> Gestos, aunque en algunos smartphones puede estar en la pantalla. Desde aquí nos toparemos con el menú que os mostramos, tomando el control de los gestos laterales, lo que permitiría que la pantalla detecte mejor los dedos.

Un mal protector puede pasarnos factura

Posiblemente ya se te haya pasado por la cabeza, pero no te habías atrevido a probar la solución. Los protectores de pantalla son de gran ayuda para que la pantalla no se dañe, pero no todos son iguales y algunos impiden que el grosor utilice la pantalla con mejor resultado.

Si el problema aparece en todo momento y no solo en los gestos como vimos antes, lo que tendremos que hacer es quitar el protector y comprobar si ese fue el fallo que lo hizo. difícil para nosotros usar nuestros dedos en la pantalla . En caso de que esto lo solucione, tendremos que pensar en comprar un protector más profesional, menos grueso o que se adapte mejor a nuestro modelo.

Cuando desliza el dedo, la pantalla no se mueve

Aunque los gestos pueden resultar problemáticos, es aún más complicado hacer frente al uso del móvil cuando tampoco funcionan otras zonas más centrales de la pantalla. Esto hace que sea imposible interactuar con opciones o descargar y cargar a través de sitios web o redes sociales. En este caso al menos tenemos una solución que paulatinamente se está extendiendo entre los fabricantes, Samsung fue uno de los primeros en integrarla, permitiendo aumentar la sensibilidad táctil para que los dedos dejen de fallar tantas veces.

Para lograr este propósito, solo tenemos que ir a los Ajustes del teléfono inteligente, para acceder a la Pantalla y buscar la opción que nos permita mejorar el rendimiento del tacto. Con esto sin embargo, también estaremos provocando algún leve toque en la nueva pantalla, por lo que debemos tener cuidado con los toques involuntarios que podrían ser más frecuentes.

Problemas de temperatura y clima

Aunque podría perecer que no exista relación entre el fallo de la pantalla del móvil y el tiempo, lo cierto es que tienen mucho que ver en ello. Nuestros dedos pierden la capacidad de convertirse en conductores de electricidad y, por lo tanto, hacer la pantalla reaccionar cuando están helados, sudorosos o mojados. Por eso, si salimos a hacer deporte con nuestro móvil, nos será difícil utilizar el panel más tarde, de la misma forma que no podemos hacerlo cuando tenemos mucho frío.

Para solucionar esto, podemos optar por aumentar la sensibilidad táctil como hemos visto antes o recurrir al modo guantes, así en los días fríos de invierno podemos seguir usando el panel sin errores. Esto no está en todos los fabricantes, pero poco a poco se está viendo con más frecuencia.

Calibrar la pantalla es la solución

El problema en pocas ocasiones con la pantalla se encuentra en la calibración de la misma, pero se produce un fallo en el panel que podemos identificar si tocar en una zona de la pantalla reacciona en otra. Esta falla al menos se puede eliminar rápidamente con solo calibrar el panel y, por lo tanto, hacer que todo vuelva a la normalidad. Para ello vamos a utilizar la aplicación que te mostramos a continuación.

Calibración de la pantalla táctilDesarrollador: Aplicaciones RedPi

Al instalarlo y acceder a la aplicación nos toparemos con un panel sencillo, ante el cual recomendamos poner el móvil sobre una mesa plana. Luego solo debes tocar los puntos de la pantalla con los dedos indicados, logrando así una reconfiguración que solucionará los errores para usar la pantalla.

¿Y si el problema no está en nuestro móvil?

Aunque lo más habitual es que el fallo esté relacionado con nuestra pantalla o smartphone, también puede darse el caso de que el error de pantalla tenga que ver con la app que estemos utilizando. Los desarrolladores no siempre tienen éxito y hay problemas de compatibilidad entre software y hardware que afectan a varios modelos tanto en Android como en iOS. Algunos de los casos más extendidos tienen que ver con problemas para desplazarse por Google Discover, donde por alguna razón desconocida el problema está durando mucho tiempo.

Ante estos fallos poco podemos hacer más que intentar solucionar el error con todos los pasos que hemos visto anteriormente, con los que podríamos conseguir una ligera mejora, pero seguiremos dependiendo de lo que acabe haciendo el desarrollador con la app. Para hacerle saber el problema, le recomendamos que comente en Google Play Store sobre la falla en cuestión.

Related Posts