¿Tu teléfono Android no se carga? 7 consejos y soluciones para probar

Probablemente no piense mucho en el proceso de carga de su teléfono; simplemente enchufa el cable y aléjate, es decir, hasta que un día tu teléfono no se cargue y te quedes rascándote la cabeza pensando “espera un segundo, ¿por qué no se está cargando mi teléfono?”.

Afortunadamente, no tiene que ir inmediatamente a un centro de servicio cuando esto sucede porque el problema puede tener una de muchas explicaciones simples. La mayoría de las veces, el misterio de por qué su teléfono no se carga cuando está enchufado se puede resolver en casa.

Aquí hay una serie de soluciones que puede probar si su teléfono Android no se está cargando.

1. Reinicia tu teléfono

Antes de comenzar a buscar frenéticamente en Google “¿por qué no se carga mi teléfono?”, Intente apagarlo y encenderlo nuevamente. A menudo, la razón por la que su teléfono no se carga cuando está enchufado es que ha habido un simple problema de conexión. Para descartar una falla temporal como la causa, lo primero que debe hacer es reiniciar.

Reiniciar su teléfono eliminará todos los servicios en segundo plano y podría resolver el problema de carga de su teléfono móvil. Un reinicio también actualiza los componentes principales de su teléfono, en caso de que uno de ellos se haya bloqueado mientras realizaba una tarea. Para realizar un reinicio rápidamente, simplemente mantenga presionado el botón de encendido y toque el Reiniciar opción.

Si su teléfono comienza a cargar normalmente nuevamente después de reiniciar, entonces su problema está resuelto.

2. Intente poner su teléfono en modo seguro

Si su teléfono no se carga después de un reinicio, entonces, como siguiente paso, intente iniciar su teléfono en modo seguro. Básicamente, el modo seguro es un entorno de espacio aislado que restringe su teléfono al software con el que se envió originalmente. Esto significa que las aplicaciones de terceros que haya descargado no se ejecutarán en modo seguro.

Si puede cargar su teléfono en modo seguro, sabe con certeza que el culpable es un servicio de terceros. Una vez que haya confirmado que este es el problema, considere las aplicaciones que haya descargado recientemente. Uno de ellos podría ser la causa de sus problemas de carga.

Intente desinstalar aplicaciones recientes y aquellas en las que no confíe o que no haya usado por un tiempo. Luego reinicie su teléfono normalmente y vea si se carga.

Para ingresar al modo seguro en la mayoría de los dispositivos Android nuevos, mantenga presionado el botón de encendido. En el mensaje resultante, toque y mantenga presionado el Apagado botón. Después de aceptar el mensaje, su teléfono pronto se reiniciará en modo seguro. Para salir del modo seguro, simplemente reinicie su teléfono.

Dado que no todas las máscaras de Android funcionan de la misma manera, el proceso puede ser diferente en su teléfono. Si los pasos descritos aquí no funcionan, intente visitar el sitio web de soporte para su dispositivo o busque en Google la combinación de botones para el modo seguro.

3. Cambie a un cable / enchufe / adaptador diferente

Si todavía te estás jalando de los pelos y te preguntas “¿por qué no se carga mi teléfono?”, Entonces es hora de echar un vistazo a tu cable. Es posible que el cable de carga tenga un cable suelto, que el adaptador haya fallado o incluso el enchufe al que está enchufado podría estar fallando para transmitir la corriente correctamente.

Para descartar un cable defectuoso, intente cargar su teléfono a través de un cable, adaptador o fuente de alimentación diferente. La forma más fácil de verificar si el cable es el culpable de sus problemas es conectar su teléfono a una computadora a través de USB.

Si su teléfono puede cargarse a través de una PC, puede limitar la solución de problemas al adaptador y al enchufe. En caso de que un cable alternativo funcione, invierta en uno nuevo. Recomendamos comprar accesorios originales de primera mano o los de nombres de terceros confiables como Anker; evite las imitaciones basura.

4.Asegúrate de que no sea un error de software

Si su teléfono no se está cargando a pesar de que dice que sí, o si su teléfono se está cargando pero no hay un icono de carga presente, entonces esto podría ser un error de software. La instalación de una aplicación llamada Ampere le dirá de una vez por todas si llega energía a su teléfono.

Ampere es una aplicación simple que le permite ver cuánta corriente se está descargando o cargando su teléfono en un momento dado. Ampere también viene con un par de otras características que pueden resultarle útiles. Le indica si la batería de su teléfono está en buenas condiciones, el voltaje disponible y la temperatura actual.

Con la aplicación Ampere instalada, conecte su teléfono a una fuente de alimentación, luego inicie la aplicación y vea si dice que su teléfono se está cargando. Si su teléfono se está cargando pero no muestra un ícono de carga, entonces este es un error de software común, puede esperar una actualización del sistema operativo o intentar un restablecimiento completo para solucionarlo.

Si su teléfono Samsung no se está cargando pero dice que sí, entonces esto también podría ser una falla de software. Intente actualizar su sistema operativo o realice un restablecimiento de fábrica.

Si no desea instalar la aplicación Ampere, otra forma de probar este problema es apagar su teléfono y luego insertar el cable de carga. Si su teléfono está recibiendo energía, su pantalla parpadeará con el ícono de carga.

Descargar: Amperio (Versión premium gratuita disponible)

5. Limpiar el puerto de carga

Si la aplicación Ampere muestra que no hay carga en su teléfono, entonces el culpable podría ser la suciedad en su puerto de carga. Las partículas de polvo pueden acumularse rápidamente en la entrada de carga y dificultar la conexión de su teléfono a una fuente de alimentación.

Inspeccione el puerto de carga de su teléfono y, si nota una acumulación de suciedad u otra suciedad, límpielo. Puede hacer esto fácilmente frotando suavemente el área con un hisopo de algodón seco. Mantén un toque ligero y no te metas demasiado en la toma de carga.

Para ver mejor lo que sucede dentro de su puerto, use una linterna para inspeccionar completamente el área. Si nota algún residuo extraño atascado en el interior, puede hacer una limpieza más profunda con una herramienta de expulsión de SIM o un palillo de dientes. Después de darle una buena limpieza a su puerto, intente cargar su teléfono nuevamente.

6. ¿Su teléfono podría tener daños por agua?

El agua y la electricidad no se mezclan e incluso los teléfonos resistentes al agua necesitan un cuidado especial para mantenerlos herméticos. Si su teléfono se ha mojado y ahora se pregunta por qué no se carga, es muy probable que el culpable sea el agua.

No debe cargar su teléfono en absoluto si existe la posibilidad de daños por agua. Primero, debes asegurarte de que las partes internas de tu teléfono estén completamente secas.

Existen varios métodos para evitar que un teléfono se caiga al agua. Puede soplar aire caliente con un secador de pelo, verterlo en un tazón de arroz o probar otros métodos. Sin embargo, tendrá que esperar al menos un día antes de volver a enchufar su teléfono.

Después de 24 horas de secarse, intente conectar su teléfono y vea qué sucede. Una vez que las conexiones estén secas, es posible que comience a cargar de nuevo.

7. Visite un centro de servicio

Si todo lo demás falla, siempre puede ir a un centro de servicio y preguntarle a un profesional por qué su teléfono no se carga. Es posible que puedan encontrar una falla que haya pasado por alto o diagnosticar una falla de hardware. Con suerte, su teléfono todavía está en garantía, por lo que no tendrá que pagar nada por la reparación. De lo contrario, es posible que deba pagar para reemplazar cualquier componente que se haya roto.

¿El teléfono no se carga? Ahora puede solucionar el problema usted mismo

Dada la cantidad de pequeños componentes responsables de cargar la batería de su teléfono, los problemas de carga se han vuelto más comunes, especialmente a medida que los teléfonos se vuelven aún más delgados y comenzamos a ver más teléfonos plegables, que necesitan un cuidado y mantenimiento adicionales.

Con suerte, estos consejos lo ayudarán a descubrir por qué su teléfono no se está cargando y también le brindarán las herramientas que necesita para solucionar el problema.

Related Posts